Visualizar el objetivo y Triatlón

Siempre he sentido gran admiración, respeto y por qué no decirlo, envidia, por los participantes en pruebas de resistencia (maratones, triatlones, travesías, pruebas ciclistas, etc…) es decir, por todos aquellos que han decidido luchar contra sí mismos, contra el cansancio y el sufrimiento, han ido más allá de donde creían que estaban sus límites físicos, y lo han conseguido. Esta admiración se ha ido forjando con los años, viendo a mi hermano Javi en algunas de las pruebas en las que ha participado, como en el Triatlón de Guadalajara o el de Pálmaces.

Hace dos años decidí que yo también iba a ser uno de ellos, quería sentir lo que sienten y me embarqué en una aventura, o como me decía mi mujer, “locura, porque ya no eres un chaval”, y decidí acabar un Triatlón Olimpico, 1.500 metros nadando, 40 km en bici y 10 corriendo. La aventura comenzó el 21 de Marzo del 2011, justo a la vuelta de un viaje a Argentina con mi mujer y mi hija pequeña Paula de 6 meses, pesaba por aquel entonces 95 kilos, unos cuantos más que cuando comenzó el viaje gracias a los asados argentinos ;-). A la vuelta decidí que la cosa tenía que cambiar, y como objetivo, que sonaba a locura por aquel entonces, me planteé participar en un Triatlón, ¿por qué? ya llevo unos años conmigo mismo como para no conocerme, para mí perder peso no es un objetivo, debe ir acompañado de algo mucho más motivante, y sobre todo, debo poder visualizar el objetivo, y esa imagen era yo mismo entrando en meta con mi hija en brazos, seria una forma muy bonita de celebrar su primer cumpleaños en Septiembre, y al mismo tiempo, cumplir uno de mis deseos. 

Tri de Pareja 2011

Arriba podéis ver el resultado. Tenía 5 meses por delante, lo primero que tenía que conseguir era perder peso, con mis 95 kilos no iba a aguantar ni 30 minutos, por lo que empecé a sacrificar un poco la ingesta de comida y, sobre todo, a salir a correr. Decidí priorizar la carrera, era para lo que menos tiempo y preparación necesitaba, así como una forma eficiente, según dicen, de perder grasa. Me costó lo mio, pero recuerdo que al mes o así, empecé a perder peso, y cuando lo combiné con la bicicleta y la  natación mi metabolismo cambió por completo, en Agosto llegué a los 76 kg, con mi 1,75cm de altura consideré que era el peso adecuado para competir y paré, era una sensación muy extraña, como si pudiera subir o bajar peso muy fácilmente. A la gente le costaba reconocerme por la calle, era curioso, y muy divertido.

El entrenamiento fue duro, muy duro, recuerdo muchos días de sufrimiento pero sobre todo recuerdo una cosa, el poder que tienen las imágenes, cuando flaqueaba un poco volvía a visualizar la foto de mi hija y yo entrando en meta. Puedo decir sin lugar a dudas que fue eso lo que me hizo perseverar hasta conseguir el objetivo. Hasta el último momento no sabía si estaba preparado o no, era un riesgo meterse en una cosa así sin la preparación correcta, pero yo quería cruzar la meta con mi hija, y así fue.

Al año siguiente me apunté al Club Triatlón Guadalajara y pude seguir practicando algo durante unos meses, de Noviembre a Marzo, en Abril nació mi segundo hijo, Marcos, y como podéis imaginar tuve que emplear el poco tiempo que me quedaba en atender a la familia. Aún así, y haciendo un esfuerzo increíble durante el verano, sacando tiempo de donde no lo había, decidí que quería tener una foto cruzando la meta con los dos, Marcos y Paula, si el año anterior lo hice por Paula, este año sería por Marcos, y así fue, sufrí de lo mío pero conseguí finalizar, lo hice 10 segundos mejor que el año pasado, 10 segundos en 2 horas y media, qué cosas!!! pero conseguí acabarlo, y con ello mi ansiada foto:

llegadaPareja2012

Desde la foto de arriba hasta hoy no he vuelto a tocar la bici, correr o ir a nadar, ha sido un periodo durísimo con los dos niños tan pequeños, sobre todo con Marcos que ha estado malo durante casi todo el Invierno, pero hoy ha hecho buen tiempo, parece que hubiera empezado hoy la primavera, y con el buen tiempo ha vuelto a asomar una imagen a mi cabeza…

Podéis ver el video del año pasado aquí: Entrando en meta – Triatlón de Pareja 2012, no os perdáis a mi hija moviendo los brazos y saludando 🙂

Anuncios