Construye tu sueño

“Si no construyes tus sueños, alguien te contratará para que le ayudes a construir los suyos” Tony Gaskins.

Y es que muchas más veces de las que nos imaginamos, estamos ayudando a realizar el sueño de alguien, sin pararnos a pensar si quiera si nosotros hemos hecho todo lo posible por construir el nuestro. Muchas veces nos dejamos arrastrar por la inercia de la sociedad, del consumo, del tengo, del necesito, en lugar del soy, y muchas veces construir tu sueño tiene mucho más que ver con el soy que con el tengo.

Como leí hace tiempo en un libro de Alex Rovira, La buena crisis, en estos momentos en los que atravesamos una crisis muy profunda, y no sólo económica, es más importante que nunca tomar perspectiva, respirar profundamente y reflexionar sobre lo que somos y lo que queremos ser, si queremos vivir nuestro sueño o el de otro, el valor sólo de esta reflexión ya es suficientemente importante como para darnos cuenta de si estamos siguiendo el rumbo que queríamos cuando no teníamos cargas familiares, hipoteca, coche, etc… o si por el contrario, el camino que estamos siguiendo nos lo han marcado otros y nosotros simplemente nos hemos dejado llevar. No es un llamamiento a que se rompa con todo y empecemos de cero, pero tal y como escuché una vez a Mario Alonso Puig en TEDxGranVia, hablando de reinventarse a uno mismo, si que me atrevo a pediros que salgáis de vuestra zona de confort y os atreváis a cruzar ese umbral que hace vencer el miedo a lo desconocido e intentar cumplir vuestros sueños, si no, y como dice Tony Gaskins, estaréis ayudando a cumplir el sueño de otra persona que si se atrevió a cruzar ese umbral.

A continuación me atrevo a destacar algunas sugerencias que te pueden ayudar en el proceso:

Encuentra aquello que realmente te apasiona, ¿cómo encontrarlo? No se me ocurre otra forma más que la de exponerte a distintas experiencias, actividades, retos, etc… cada uno de ellos te ayudarán a encontrar tu pasión, aquello que se te da bien, que no te deja dormir y que te hace un poco “diferente” a los demás.

Ponte en marcha. Siempre he dicho que la mejor charla, conferencia, post, conversación, etc… es la que te pone en marcha, la que te incita a la acción, quizás es lo más difícil, pero una vez en marcha las cosas se suelen ver de forma más clara.

Busca compañeros de viaje. Cuando compartimos nuestra pasión, nuestro conocimiento, nuestros sentimientos, etc… con los demás, se abre todo un universo de posibilidades, y es que detrás de cada persona hay un sinfín de historias, sinergías, intereses, que te pueden ayudar en el camino, utilízalas.

Como dijo Confucio, “hasta la más larga caminata empieza por un paso”, eso sí, te recomiendo que elijas tú la dirección.

Anuncios